El Congreso Unitario de Capoeira en defensa de la ley para profesionalizar la Capoeira

Ahora nos centramos en la cara a favor del Proyecto de Ley 31/2009  y la postura del Congreso Nacional Unitario de Capoeira (CNUC), el grupo que lo está impulsando en Brasil. Es la mirada desde la otra orilla del asunto, en contravía de las posturas de muchos mestres.

Los líderes del proyecto de ley sobre Capoeira estiman que en Brasil hay cerca de siete millones de capoeiristas, y aproximadamente 300 mil (incluyendo mestres, graduados y alumnos) son representados por el CNUC.

El Congreso Unitario de Capoeira (CNUC) está bajo la dirección de Jairo Júnior, que a través de su reglamento estipula que dicho grupo tiene como objetivo trabajar por la profesionalización, legislación y perspectivas, en el plano nacional de la Capoeira para la estructuración de un movimiento. Quieren construir “una unidad nacional de la comunidad capoeirista, así como promover e incentivar un amplio debate”.

Ahora, la tesis que justifica la creación y tarea del CNUC para defender el proyecto dice que se debe entender primero que el CNUC no es una entidad ni tampoco un evento. “Se trata de un movimiento surgido en 2002 como contenido plural, politizado, inclusivo, no partidista. Aspira a trabajar para que el colectivo, siempre él, salga ganando con las políticas públicas necesarias para el desenvolvimiento y fortalecimiento de la Capoeira”. (Puede leer el documento completo aquí)

Jairo Júnior ha realizado diferentes publicaciones explicando su postura y la del grupo al que representa. Pueden leerlas y sacar sus propias conclusiones. Los textos están en protugués en los siguientes enlaces:
A aplicação da lei
O Estatuto e a Capoeira
A Capoeira da esperança

Regresando al documento de justificación del CNUC:

La capoeira hoy se encuentra en una encrucijada. O avanza, amplia sus horizontes y deja para atrás actitudes y métodos ultrapasados que sirven poco o casi nada al colectivo, o se hunden en arenas movedizas de los pocos que intentan empujar a la roda en la historia hacia atrás. O, como nosotros defendemos, sigue el camino de multiples actividades, de instrumento potente de inclusión social, de practica cultural y deportiva de alto nivel, de formación de conciencia ciudadana. O se queda en el retroceso de las “rodas sectarias, dogmáticas y estrechas” que inevitablemente reducirán a mera “danza” que animará cada vez menos a la gente y probablemente solidificará tribus.

La profesionalización no es impositiva ni obligatoria. De esta forma los capoeiristas  percibirán que la profesión les dará derechos y garantías fundamentales. Los interesados pueden elegir libremente de esta condición. Así que lo queremos realmente es no ver a más Mestres y capoeiristas que dedican su vida al arte y la Brasil, padecer en la miseria, el hambre, sin asistencia adecuada del estado y los poderes públicos.

Las propuestas del colectivo CNUC, tratan de converger para garantizar condiciones de trabajo decente y la integración de la Capoeira en distintos ámbitos sociales. O es la idea que ellos tienen.

Mestre Brasilia ha estado presente en los debates del CNUC

Ahora, sobre el proyecto de ley dicen que este “dispone sobre el reconocimiento de la profesión de Capoeira y de otras medidas” que aún está en proceso y deberá ser presentado por el  senador Paulo Paim, “amigo de Capoeira y en batalla por la defensa de nuestras causas”.
¿Qué dice el proyecto de ley 31 de 2009? Son solo dos artículos los que propone.

Artículo 1: Es reconocida la practica de Capoeira como profesión, en su manifestación como danza, competencia o lucha.
Artículo 2: Es considerado atleta profesional, en los términos del capítulo V de la ley No 9.615, del 24 de marzo de 1998, el capoeirista cuya actividad consista en la participación en eventos públicos o privados de Capoeira mediante la remuneración.
(Se considera competición profesional para aquellos efectos de esta ley promovida para obtener renta por las disputada por los atletas profesionales cuya remuneración se efectúe con contrato de trabajo deportivo.

Y lo justifican diciendo que dentro de “la capoeira, es bueno resaltar, no es apenas una actividad profesional, es también una actividad de ocio y recreación. No todos los practicantes están interesados en profesionalizarse y, por tanto, debe ser dejado a su libre albedrío ser o no un atleta profesional.
El Mestre capoeirista, otro sí, debe ser inscrito en la Confederación Brasilera de Capoeira CBC, con el fin de que la entidad tenga el registro de todos los profesionales y pueda verificar su actividad.
La protección de la capoeira que se pretende lograr mediante el presente proyecto tiene como objeto la preservación de nuestra cultura, de nuestras raíces“.

Reunión del CNUC

De momento el proyecto sigue siendo eso, un proyecto que está en proceso desde el 2009. Si desea puede consultar todo el historial del trámite que se ha adelantado en el senado de Brasil.

En la más reciente anotación que se le hizo, le piden a los proponentes que analicen mejor el asunto porque “el reconocimiento de la practica de Capoeira a partir de su aspecto deportivo significa un empobrecimiento de sus ricas manifestaciones culturales. Se trata en realidad de valorizar ese patrimonio cultural y destacar la importancia de los profesionales que promueven su divulgación“.

Seguiremos atentos a la evolución del tema, a ver si se presentan modificaciones. Si se aprueba este proyecto o no.

Para complementar la información sobre este tema recuerde leer:

Parte 1: Entendiendo el debate sobre la reglamentación de la Capoeira en Brasil 

Parte 2:  Los Mestres en contra de la reglamentación de la Capoeira

Los Mestres en contra de la ‘profesionalización’ de la Capoeira

Anteriormente conocimos las diferentes propuestas legales que se han presentado dentro del mundo de la Capoeira en Brasil. (Lea la Parte I Entendiendo el debate sobre la reglamentación de la Capoeira en Brasil).

Expusimos los lineamientos del CNUC así como los artículos redactados para el proyecto de ley 31 de 2009. Y ahora es el turno de conocer algunas opiniones de mestres de Capoeira sobre este tema, que están en contra de la profesionalización desde el punto de vista de este proyecto de ley.

En julio tuvimos la oportunidad de compartir en Bogotá con Mestra Tida y Mestre Paulinho Sabiá, que en medio de sus clases hicieron mención a este debate en Brasil, porque es un tema que todo capoeirista debe conocer y tratar de entender.

Mestre Paulinho Sabiá y Mestra Tida en Bogotá. Foto: GCB_Bogotá

Mestre Paulinho Sabiá y Mestra Tida en Bogotá. Foto: GCB_Bogotá

Mestra Tida, del Grupo Senzala, nos contó que aunque ella es formada en educación física “NO estoy a favor, porque la Capoeira va a perder su esencia, mucho de su creatividad y espontaneidad. La Capoeira ya es reconocida como cultura, es patrimonio de la humanidad, y no lo pueden transforman en un deporte competitivo porque vamos a perder muchos con eso“.

Ella opinó que de aprobarse algo así, la persona que practica Capoeira (el capoeirista) va a pasar a ser un atleta, un luchador, un deportista, dejando la practica enfocada en un aspecto únicamente físico y de competencia. “Entonces ahí puede haber exclusión, la Capoeira es un elemento de inclusión“, recordemos que la Capoeira es rica en sus formas de expresión, por eso limitarla a la mera competencia reducirá su riqueza y toda una tradición.

Por su parte, Mestre Paulinho Sabiá del Grupo Capoeira Brasil, con firmeza dice que “NO estoy de acuerdo. Ya firmé la petición en línea en contra de ese proyecto“. Porque está seguro de que es “una cuestión de intereses políticos y financieros”, por eso hay que analizarlo con mucho cuidado. Y agrega que “en Bahía no quieren esto, ni en Río y otras ciudades”, hay un movimiento grande en contra de este proyecto de ley.

Esta petición es promovida por la comunidad Rede Nacional em Ação pela Capoeira, y recientemente lograron llegar a más de 1000 firmas, pero necesitan más de 20.000. (Si desea: Firme aquí).

Este es el mensaje de Mestre Toni Vargas, que también está en contra (y fue apoyado por Mestre Ramos a través de Facebook) “Haga historia ahora diciendo NO, porque eso es reducir a nuestra arte. Capoeira es grande, Capoeira es libre y es herencia cultural”.

Los que están detrás de esta campaña de firmas son los miembros de la Red nacional en acción por la Capoeira (Rede Nacional em Ação pela Capoeira) quienes dicen:

“Nos sorprendió un video publicado en las redes sociales, donde la representante del Deporte Nacional, señora Marta Cléria Lima, expone que fue aprobado internamente, a petición de las federaciones estatales, el reconocimiento de la capoeira como un deporte por el Ministerio de Deportes y el Consejo Federal de Educación la física. Expone que la Confederación Brasileña de Capoeira – CBC, pide para que no se reconozca como modalidad deportiva, porque desde las Confederaciones, Federaciones y Ligas pueden perder el acceso a los recursos para la Capoeira.

Constatamos que esta iniciativa, es una implosión cultural Capoeira y asesina las tradiciones. El reconocimiento de la misma manera unilateral como un deporte, no representa los intereses de los capoeiristas!”

Desde otro lado del mundo, en Grecia, Mestre Acordeón comparte este video hablando del tema, “cuidado gente, cuidado“:

Desde Salvador (Bahía) los mestres también se han manifestado. Recordemos que en esta ciudad viven los maestros más antiguos, historias vivas de la Capoeira, defensores de la tradición de la misma. En las cuadras del Pelourinho y el Fuerte de Santo Antonio trabajan por preservar la esencia de la Capoeira, que es mucho más que un deporte.

En días pasados se reunieron varios mestres con el diputado federal Marcio Marinho, presidente da ‘Comissão de Esporte da Câmara dos Deputados’, para discutir su posición frente al tema. Entre los mestres presentes estuvieron: Mestre Raimundo Carneiro, Tonho Matéria, Mestre Kiby Procópio, Mestre Tadeu, Mestre Lismar y Mestre Balao, quienes están en contra del proyecto, y
y el diputado Marcio Marinho no apoyará al CNUC.

Reunión en Salvador. Foto: Mestre Balão  Facebook

Reunión en Salvador. Foto: Mestre Balão Facebook

Adicionalmente, la  Federação De Capoeira Da Bahia realiza actividades constantemente para discutir y proponer acciones sobre este y otros temas que afecten a la Capoeira de Bahía.Balão  fue invitado a participar en la mesa de Audiencia Pública en la Cámara Municipal de Salvador para discutir sobre la ‘Capoeria y profesionalización’.

Mestre Balão nos mantiene informados de las novedades en Bahía.

No podemos olvidar que es un tema político también, no se trata solo de mestres y capoeiristas. Hay políticos a favor y en contra, seguramente buscando votos (es una practica generalizada en nuestros países latinoamericanos), y persiguiendo intereses de toda índole.

Uno de los políticos que también se ha manifestado en contra de este proyecto es el Ministro de Cultura de Brasil, Juca Ferreria:

Se han dado a conocer mensajes de mestres criticando la postura radical de Jairo Júnior, así como algunos comentarios negativos hacia otros pares dentro de la Capoeira, denominándolos ‘pseudo intelectuales y nazistas’. El pronunciamiento más reciente fue el de Mestre Bel de Bahía. Lo puede leer completo en este enlace.

En la más reciente anotación que se le hizo, le piden a los proponentes que analicen mejor el asunto porque “el reconocimiento de la practica de Capoeira a partir de su aspecto deportivo significa un empobrecimiento de sus ricas manifestaciones culturales. Se trata en realidad de valorizar ese patrimonio cultural y destacar la importancia de los profesionales que promueven su divulgación“.

Seguiremos atentos a la evolución del tema, a ver si se presentan modificaciones. Si se aprueba este proyecto o no.

Para complementar la información sobre este tema recuerde leer:

Parte 1: Entendiendo el debate sobre la reglamentación de la Capoeira en Brasil 

Parte 2: El Congreso Unitario de Capoeira en defensa de la ley para profesionalizar la Capoeira

Parte I: Entendiendo el debate sobre la reglamentación de la Capoeira en Brasil

Solo hasta hace poco tiempo hemos comenzado a ver imágenes y estados en redes sociales que llaman la atención de todo Capoeirista, con títulos como “No a la reglamentación de la Capoeira” o “Capoeira libre”, pero sabemos ¿qué pasa?

En el GCB Bogotá quisimos investigar sobre el tema para poderles explicar qué está sucediendo y por qué, aunque se trate de un asunto legislativo en Brasil, afecta a todo capoeirista y tenemos que estar al tanto de la situación. Esta es la primera parte de nuestra entrega.

Nuestro amigo, Formando Bugiganga del Grupo Capoeira Brasil,  compartió su opinión y dijo que el tema “es más grave que sólo pensar en la parte física, artística, tradición, historia… Eso es algo que dificilmente nos van a quitar. La idea de profesionalizar el capoeirista es algo bueno, dar al capoeirista derechos de un trabajador común, brindarle un sueldo fijo después q el ya este con más edad y pueda vivir con dignidad“.

El CREF (Conselho Regional de Educaçao Física), quiso hacer un proyecto que obligaba al capoeirista a tener más formación, ser más profesional. Visto de esa manera suena bien, pero el problema es que el capoeirista NO es el foco, “los intereses políticos y personales eran más grandes que la voluntad de hacer que el capoeirista tenga un reconocimiento y capacitación en lo que el desarrolla. Desafortunadamente hacemos una actividad que todavía es manejada por personas que no están capacitadas para hacerlo“, agregó el Formando Bugiganga.

El tema es extenso y hay movimientos, posturas, a favor y en contra. Tanto así que existe una petición en línea para firmar  “Contra la profesionalización y regulación de la Capoeira“.

¿Sabe de qué se trata? Si va a compartir, entérese del tema.

Según la explicación de Paulo Magalhães, (que fue compartida por Mestre Cobra Mansa) el debate gira en torno a tres versiones distintas de una misma iniciativa: El proyecto de Ley 31/2009, del diputado Arnaldo Faria de Sá.

Se trata de un proyecto débil y vago, con apenas dos artículos. Uno reconoce la práctica de la Capoeira como una “profesión en su manifestación de danza, competencia o lucha“, pero el otro se refiere únicamente a los atletas profesionales, que definidos como “el capoeirista cuya actividad consiste en la participación de eventos públicos o privados mediante remuneración “. Es decir, el proyecto, aunque vago y mal escrito, deja entrever de qué se trata esa articulación: una institucionalización de la Capoeira a través del segmento  capoeira-deportiva y de sus “atletas profesionales“.

Por otro lado el proyecto de ley 2858/2008 del diputado Carlos Zarattini, que se está añadiendo al proyecto anterior, avanza en detalle y muestra cuestiones absurdas que se planean hacer en contra de la Capoeira.

Primero, él reconoce la actividad del capoeirista afirmando que “se aplica a todas las modalidades en que la capoeira se expresa, ya sea como deporte, lucha, danza, cultura popular y música “. Y después escribe una tontería como es “se reconocen como Contramestres y Mestres de Capoeira los profesionales con diez años o más en la profesión“.

Si así fuera ¡cuántos ya serían Mestres de Capoeira!

En segundo lugar, un absurdo total, es afirmar que “quedan reconocidas como profesiones las actividades de Capoeira en las modalidades de lucha y deporte“, y para especificar qué es capoeirista profesional privado. Es decir, sólo los atletas serían profesionales de la Capoeira, y los otros unos simples aficionados. Y sólo el atleta podría dar clases en las escuelas, gimnasios …. todos los otros capoeiristas serían meros aficionados.

Entonces, todos los capoeiristas que no se identifiquen en ese modelo de Capoeira como deporte para la competencia sería excluidos y dejados al margen del sistemas, incluyendo a mestres antiguos de la Capoeira Angola, la Capoeira de rua (de calle), la Capoeira de show y diversos sectores de la Capoeira contemporánea, incluyendo a los capoeiristas que trabajan la Capoeira dentro de una perspectiva de educación.

Como quien dice, si no es para competencia, no aplica ¿es lógico entendiendo todo el contexto sociocultural de la Capoeira?, no. Sin embargo, eso no es lo peor como explica Magalhães:

La tercera versión de este proyecto, elaborada por segmentos de la Capoeira contemporánea del sudeste y articulada por el señor Jairo Júnior, del  III Congreso Nacional Unitario de Capoeira, con apoyo de sectores de la Fundación Palmares;  es aún más nefasta y representa un verdadero golpe de gracia en las tradiciones y fundamentos de la Capoeira.  Este proyecto de ley es tan absurdo que no tuvieron el coraje de protocolizarlo en el Congreso Nacional, ni ponerlo a disposición de la comunidad de Capoeira en Internet.

Fue entregado en manos del senador Lídice da Mata, que rápidamente lo socializó con la  comunidad de Capoeira bahiana. Se trata de una reedición del proyecto de ley  del sistema CREF / CONFEF que pretende limitar el mercado, la contratación a los profesionales de la educación física, estableciendo que sólo podía enseñar Capoeira quien tuviera el diploma respectivo. Pero esta vez, la legislación en cuestión no sería de educación física, el certificado sería de la  CBC – Confederación Brasileña de Capoeira, un órgano similar al creado por el grupo el Sr. Jairo Júnior.

El proyecto comienza clasificando a la Capoeira como “deporte de creación nacional”, o sea que la Capoeira Angola, como manifestación cultural afro-brasileña, está excluida y solo podría ser practicada de forma no profesional, ya que no es ni un deporte ni de creación nacional. En seguida, divide la Capoeira en practica deportiva formal (regulada por normas nacionales e internacionales y por las reglas de las prácticas deportivas) y en practica deportiva no formal. Es decir, además de que todo el mundo tiene que ser atleta, solo será considerado como Capoeirista el que “formalmente se someta a las reglas dictadas por el sistema de organización de la Capoeira“, y todos los demás son informales.

La siguiente parte del proyecto, es peor. Una vez que afirma que la Capoeira puede ser organizada y practicada de modo profesional, y de modo no profesional, y establece como obligatorio para el registro de la “Actividad profesional de Capoeira” la presentación del diploma de “certificado de calificación de la alta dirección de la entidad legalmente constituida y formalizada de Capoeira”.

O sea que, para trabajar con Capoeira, además de tener que pasar obligatoriamente por la escuela (ya de paso quedan excluidos los mestres viejos que aprendieron en la universidad de la vida) todos los capoeiristas tendrían que hacer un curso con el CBC, o una entidad semejante, para ser reconocidos como profesionales de la Capoeira. Toda la Capoeira de Brasil sería controlada, regulada, normatizada y estandarizada por una pequeña casta instalada en São Paulo, los nuevos ‘Capitães do mato’,  los dueños de la Capoeira.

Los mestres antiguos, así como sus discípulos formados por la Capoeira y reconocidos por la comunidad tendrían que ir al sudeste para hacer esos cursos, además de pagar mensualidades y someterse a sus reglas, la estandarización de la Capoeira y de extinción de toda una gama de estilos y líneas que la hacen tan rica a esta herencia ancestral.

Es tan absurdo como pensar que Mestre Nenel, Mestre Curió, Meste Brasilia, Mestre Suassuna, Mestre Paulinho Sabiá  y todos los mestres que se les pasen por la cabeza tendrían que someterse a este proceso.

El proyecto sigue atando a una  “Organización Nacional de Capoeira”, dirigido por “entidades nacionales de gestión de Capoeira”. Estas entidades se concentrarían las transferencias de recursos de los gobiernos federales, estatales y locales, así como “los recursos transferidos por el Comité Olímpico Brasileño,” algo anhelado por los atletas de Capoeira, en un proceso de articulación política que pasa a través del Ministerio de Deportes. Quiero decir, si los recursos para la Capoeira, distribuidos a través de proyectos y licitaciones son ya pocos, ¿qué pasaría si se concentran todos los recursos en manos de una sola entidad?

La Capoeira no tiene dueño. Es libre, tiene sus fundamentos heredados de quienes nos antecedieron, y una lógica de organización propia. Su organización se da de adentro hacia afuera, de abajo para arriba, y fue precisamente contra la normatización del Estado contra lo que siempre luchó. Por eso, la Capoeira bahiana da su grito de resistencia y libertad. Otros estados se vienen posicionando, como Minas Gerais,  que en el día 20/12 hicieron el Berimbausaço en plena plaza 7, en el centro de Belo Horizonte. Que  otros estados se incorporen a este debate y hagan vale su fuerza.

Paulo Magalhães, es periodista y maestro en ciencias sociales, autor del libro é  “Jogo de Discursos: A disputa por hegemonia na tradição da capoeira angola baiana” (Salvador: EDUFBA, 2012).

Ahora, como mencionamos previamente, esta publicación es del 2013, en dos años han sucedido bastantes cosas, se han sugerido cambios a los proyectos de ley y sin embargo el debate está más vivo que nunca. Estamos preparando una segunda nota sobre cómo va este proceso, teniendo en cuenta que en junio de 2015 se tiene prevista una nueva reunión del Congreso Nacional Unitario de Capoeira (CNUC).

Por lo que hemos visto, esta reglamentación podría ser perjudicial para el futuro de la Capoeira, ya que puede limitar y eliminar varios pasajes que tenemos en nuestros recuerdos, situaciones que son frutos de la libertad y la diversidad que la Capoeira tiene en su esencia.

Formando Bugiganga: “No se ilusionen que CAPOEIRA debe ser libre, sin realmente entender qué es ser libre. Todos tenemos derechos y deberes, igual que las personas libres. Ustedes son la CAPOEIRA y la CAPOEIRA somos todos nosotros“.

En la segunda entrega les contaremos qué ha sido lo último del tema así como la defensa del CNUC sobre el proyecto y lo que piden algunos Mestres de Capoeira.